De selfies desafortunados, minutos de silencio, senadoras pijas y actores desagradecidos

Esta semana, informativamente hablando, ha dado para mucho. Sobre todo, y desgraciadamente, tras los terribles atentados perpetrados en París el pasado viernes.

Sin embargo, no es sobre los hechos ocurridos estos últimos días sobre lo que quería hablar, sino más bien sobre los “protagonistas” de esta semana. Protagonistas a su pesar, más bien. Y empezamos con el periodista Carlos Herrera, enviado por la COPE a la capital francesa para cubrir los atentados. Lo contaré en clave “MasterCard”:

-Un billete de avión (en clase business, supongo) a París (pagado, presumo, por COPE, emisora inmersa actualmente en un ERE): 200 euros.

-Un móvil de última generación: 600 euros.

Hacerse un selfie ante la sala Bataclan (uno de los lugares de la tragedia) poniendo cara de no haber cagado en 5 días, pretendiendo ser intenso y publicarlo en Twitter para acabar siendo objeto de la vergüenza, la mofa y la indignación de compañeros de profesión y de la comunidad tuitera en general: NO TIENE PRECIO.

selfiecarlosherrera

Periodismo casposo 2.0

Sigue leyendo