De selfies desafortunados, minutos de silencio, senadoras pijas y actores desagradecidos

Esta semana, informativamente hablando, ha dado para mucho. Sobre todo, y desgraciadamente, tras los terribles atentados perpetrados en París el pasado viernes.

Sin embargo, no es sobre los hechos ocurridos estos últimos días sobre lo que quería hablar, sino más bien sobre los “protagonistas” de esta semana. Protagonistas a su pesar, más bien. Y empezamos con el periodista Carlos Herrera, enviado por la COPE a la capital francesa para cubrir los atentados. Lo contaré en clave “MasterCard”:

-Un billete de avión (en clase business, supongo) a París (pagado, presumo, por COPE, emisora inmersa actualmente en un ERE): 200 euros.

-Un móvil de última generación: 600 euros.

Hacerse un selfie ante la sala Bataclan (uno de los lugares de la tragedia) poniendo cara de no haber cagado en 5 días, pretendiendo ser intenso y publicarlo en Twitter para acabar siendo objeto de la vergüenza, la mofa y la indignación de compañeros de profesión y de la comunidad tuitera en general: NO TIENE PRECIO.

selfiecarlosherrera
Periodismo casposo 2.0

Ay Carlos… Qué poco gusto, que afán de protagonismo, qué ganas de posturear, de querer salir en la foto, -nunca mejor dicho-, cueste lo que cueste… Tú no debías ser protagonista. Debías haber sido un mero transmisor de la información, de lo que estaba aconteciendo. Pero no pudiste resistir la tentación. Mal, muy mal. Ahora empiezo a comprender cómo has podido estar casado tanto tiempo con Mariló Montero. Si es que en el fondo érais tal para cual.

Nuestra siguiente protagonista de la semana, a su pesar, es una colega de profesión del Sr. Herrera. La señora Ana Rosa Quintana, a.k.a AR. Sí, esta señora de casi 60 años que a golpe de Photoshop todvía pretende hacernos creer que tiene 32.

AR también fue enviada por su cadena, Telecinco, para cubrir los días posteriores a los atentados. Bien, pues el lunes 16, una veintena de personas se congregó a las 12 del mediodía ante el restaurante Le Petit Cambodge, otro de los escenarios de la tragedia, para honrar a las víctimas con un minuto de silencio. Y allí que se fue nuestra “periodista de raza”… siempre donde está la noticia, para, como dice la web de Telecinco, “vivir ese minuto de silencio“.

Ana-Rosa-dolor-lagrimas-miedo_MDSVID20151116_0077_31
AR en su minuto de no silencio

Vivir, sí, pero no respetar, porque no tuvo a bien cerrar la puñetera boca durante prácticamente los 60 segundos que tenía que haber estado en silencio. Todo para decir obviedades innecesarias del tipo: “Quiero que escuchéis el silencio. Esto es impresionante…” ¿Quieres que escuchemos el silencio? Pues cierra la boca y déjanos que lo escuchemos, ¡copón!

Mientras tooooodos los demás colegas de profesión de toooooodas las cadenas del mundo mundial permanecían en silencio en homenaje a las víctimas, nuestra AR se pasaba por el forro del plumas el munuto de silencio y lo rompió absolutamente. con su parloteo.

Mira que es cateta. Creo que no era tan difícil estarse calladita durante ese minuto, y ya, después, haberse puesto filosófica y trascendental, contándonos sus impresiones. Que es para lo que la habían enviado, supongo.

Desde luego, que dos de las más vergonzosas coberturas informativas a nivel mundial de lo ocurrido en París hayan venido de dos periodistas españoles, dice muy poco en favor del periodismo patrio.

Dejamos Francia, y volvemos al panorama nacional, que también ha dado lo suyo. Nuestra tercera protagonista: Carmen Lomana, esa Barbie geriátrica, ha anunciado que se mete en política. Va de nº 3 al Senado por Madrid.Y no, no es una noticia de El Mundo Today. True story.

lomana
Ya veréis lo divina que voy a ir al Senado con mis trajes de Chanel…

Senadora Lomana. Lo que faltaba por ver, vamos. Claro, al Senado, que ella ya tiene una edad. Además, el Senado es chic, tiene ese punto minimalista y elegante; no como el Congreso, que es tan vintage y taaaaaan working class, ¿verdad?

En serio, el mundo se va a pique, y esto debe de ser una señal. Yo es que flipo. Menos mal que va por un partido minoritario (Vox)… Aun así, si necesitábamos alguna razón más para suprimir el Senado, aquí la tenemos.

Y ya para acabar, nuestros últimos protagonistas, ex aequo, son la parejita de moda: los actores Clara Lago y Dani Rovira, pareja en la vida real y en la profesional. Este pasado martes fueron de invitados a El Homiguero, en plena promoción de la película 8 Apellidos Catalanes.

Supongo que ya sabréis lo poco amables, por decirlo de manera suave, que estuvieron con sus fans durante la entrevista con Pablo Motos. Sobre todo ella, que parece que no puede dejar de ser una borde ni cuando no está actuando.

8tontacosvascos
La “dura” vida del actor… A recoger la aceituna los ponía yo.

Querida Clara: no puedes ir a un programa a promocionar tu peli y soltar esas borderías hacia tus fans. Que sí, que yo puedo entender que la fama, a veces, es dura. Que debe de ser cansino querer salir de casa a dar una vuelta o a tomar una cerveza y que enseguida te reconozcan, te paren y te pidan una foto. O dos. O tres. Que una vez no pasa nada. Pero cuando son muchas, cansa.

Lo entiendo. PERO. Haber elegido otra profesión menos mediática y con menos exposición pública. Que doblar camisetas durante 8 horas en un Zara también debe de ser duro, pero cobrando 600 euros. O descargando cajas en MercaMadrid. Eso sí, nadie te pide fotos ni autógrafos.

Es que ahora me dan 0 ganas de ver la peli. Y mira que me reí con 8 Apellidos Vascos, aunque no fue tanto mérito de Clara y Dani como de Karra Elejalde o Carmen Machi.

¡Menudas ínfulas de diva de Hollywood que tiene ahora esta muchacha! Que la sacas del papel de chica mona, rebelde y borde y tampoco da para mucho más. No es Katherine Hepburn, precisamente, para ir con esos humos por la vida.

Luego pienso en parejas como Brad Pitt y Angelina Jolie y no quiero imaginar cómo será cada vez que salgan a la calle. Además, en una ciudad tan cinematográfica como Los Angeles, con la Meca del Cine ahí mismo. ¡Y con los niños! No quiero pensar las hordas de fans de todo el mundo que se les pueden acercar. Pues no he leído jamás una noticia sobre lo bordes que han sido con alguno de esos fans, y seguro que los habrá muy cansinos.

Que sí, Clara y Dani, que entiendo que debe de ser frustrante que te pida una foto o varias alguien que ni siquiera sabe cómo te llamas, que sólo sabe que eres famoso y nada más. Pero no olvidéis que la fama también se debe a eso, y a esa gente.

Sobre todo tú, Clara, podrías ser más generosa y empática, como tú misma pides a los demás, y no pensar sólo en esos que no te conocen, sino en los muchos que sí te conocen y que se gastaron un dinero que a lo mejor no les sobra (entre los cuales me incluyo) en ver tu película, que no deja de ser una comedia simpática, tampoco es una obra maestra; pero es la película más taquillera del cine español hasta la fecha, por delante de cintas como Lo imposible.

Y eso, querida Clara, querido Dani, no se consigue con cuatro despistados que no saben ni quién eres pero sólo quieren una foto para posturear.

Así que, la próxima vez que alguien os aborde para hacerse una foto con vosotros (aunque igual, después de lo que dijísteis, se os acercan menos), acordaos también de eso.

Anuncios

7 thoughts on “De selfies desafortunados, minutos de silencio, senadoras pijas y actores desagradecidos

  1. Vaya pandilla has juntado… Qué pena. Dani me caía bien, me hacía gracia, pero no es actor, es humorista, comediante, monologuista, y a lo mejor eso le supera. Eso, y la compañía de la otra, claro… Muy buena entrada, me he reído un rato con AR. Besitos.

    Le gusta a 1 persona

    1. A mí Dani me sigue cayendo bien, a pesar de todo. Fue el más correcto de los dos. A Clara se le ha subido un poco la fama a la cabeza. Ya digo que la entiendo, que debe de ser duro que no te dejen disfrutar de un momento de identidad, pero las cosas se pueden decir de otra manera, y sobre todo en otro momento. No en plena campaña de promoción de tu película. Sobre Herrera y AR, menuda vergüenza siento, sobre todo como periodista en paro que soy. Besos!

      Le gusta a 1 persona

    2. Tú que seguramente seas una profesional de pm estás en el paro, y esos dos por tener una reputación hecha pudiendo hacer lo que la venga en gana. Qué pena de país. No son los funcionarios la únicos que tendríamos que pasar una evaluación para ver si seguimos valiendo o no…

      Le gusta a 1 persona

  2. ¡Qué gran post! Si yo leyera esto y ocupase un alto cargo en algún periódico, te daría una columna para que escribiras este tipo de cosas sobre los periodistas (de pacotilla) de la competencia. Lástima para ti que no ostento un alto cargo en un periódico. Lástima para mí que no ostento ningún alto cargo en general 😦

    Le gusta a 1 persona

    1. Gracias por tus palabras, Holden!! Ains, que me cae la lagrimilla… 😛
      Me alegro de que te haya gustado la entrada. Y además, me anima a seguir posteando, que úlimamente, por circunstancias y falta de tiempo (tengo una especie de “trabajo”), tengo el blog algo abandonado.
      Un saludo!! 🙂

      Me gusta

  3. Claro mujer, ¡hay que tener prioridades! Pues suerte con tu “trabajo” guiño guiño cuando le diga señor Thompson usted responderá, pero no curres demasiado que no es bueno para la salud y cuando te sobre, saca algo de tiempo para tu blog ^o^

    Le gusta a 1 persona

Cuéntame algo... :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s