Rutinas (u odio noviembre)

Hoy estoy bastante jodida…. ehm… desanimada.

cajita
Fuente: http://vidio.com.ar

No descarto que sea el otoño y la llegada del frío, que siempre me deprimen un poco. (Y encima aún tengo pendiente hacer el cambio de armario. Apuf). Además, ODIO noviembre con todas mis fuerzas. No sabría decir exactamente por qué, pero siempre ha sido, junto con febrero, los meses que más detesto.

En cuanto a lo demás… Sigo con la operación “búsqueda de trabajo”. La frustrante operación “búsqueda de trabajo”, porque todo sigue igual de parado. Y nunca mejor dicho.

Sigo inscribiéndome cada día a un montón de ofertas de las cuales luego nunca me acaban llamando. Algunas veces, las empresas ven mi currículum, pero pasan kilos de él. Otras veces, las menos, paso a la siguiente fase, pero igualmente, nunca más se supo. Y luego están las que directamente me descartan.

Tampoco es que sean las más frecuentes, pero aun así, fastidia. Lo peor es que, en vez de “inmunizarme” ante estas negativas, en vez de pensar “no pasa nada, no tenía que ser, a la próxima habrá más suerte”, en vez de eso, digo, cada vez me hundo más.  Me lo tomo como algo personal, y lo siento como una derrota más.

No sé, supongo que peor sería ir a la entrevista, sentir que te ha salido genial, que además resulte ser el trabajo de tu vida y que al final te digan que han optado por otro candidato. Sí, supongo que eso sí que tiene que ser una putada. Pero como hasta el momento eso no me ha pasado, pues sólo con que me descarten por currículum, ya me quedo tocada y hundida.

Es que me duele que ni siquiera me den la oportunidad de conocerme. Que nadie me dé un voto de confianza.

Creo tener un buen perfil. Qué coño, creo tener un perfil cojonudo. Lo digo en serio.

Y conste que no soy para nada de esas personas encantadas de haberse conocido ni me siento más que nadie. Soy cero creída. Pero creo honestamente, y mi trabajo me ha costado conseguirlo, que tengo un CV más que atractivo, con varios puntos fuertes que me diferencian de otros candidatos.

Pero vaya, que nunca parece ser suficiente, como ya comenté en otra entrada. El caso es que cada día estoy más confusa y más desesperanzada. Ya no sé qué buscan de verdad las empresas.

buscar-trabajo-en-Suiza
Fuente: http://imgarcade.com

Al final, va a ser cierto que encontrar trabajo hoy en día no tiene tanto que ver con tener un CV alucinante, como con tener unos contactos importantes. Y yo, de eso, pues como que voy escasita. 😦

Qué mierda. Años formándome y currando como una descosida, estudiando idiomas (inglés, francés, ruso) como si no hubiera un mañana, renunciando a mi tiempo libre, postergando asuntos importantes y que realmente me apetecen, como la maternidad… para luego no tener nada.

Tantos años de trabajo para que te cierren la empresa a la que has dedicado 8 años  de tu vida en cuerpo y alma, y te veas en la calle de un día para otro.

Tanto esfuerzo para ahora no encontrar ni una puerta medio abierta. Tantos títulos, tantos idiomas, tantos años de estudio para que al final a nadie le importe una mierda todo eso. Porque no tienes un padrino, porque no eres nadie, nadie te conoce. Porque total, siempre habrá un sobrino, un yerno, una cuñada, una amiga, un primo, un conocido del jefe/gerente/director de RRHH… que encaja mejor que tú en el perfil.

Y es normal: siempre preferirán a una persona que viene con “referencias” o “recomendación”, o directamente “enchufe”, que no alguien de quien no se sabe nada.

Si lo entiendo. Pero me jode.

Y así estamos. Un día más. Un mes más de esta búsqueda desquiciante que parece eternizarse en el tiempo.

Y un día más que veo cómo se aleja mi deseo de tener un trabajo, por cutre que sea; de dejar de engrosar las feas cifras del paro, de volver a sentirme útil, de poder volver a demostrar todo lo que sé, lo que valgo, lo que he aprendido en todo este tiempo. Ese sueño de volver a sentir que confían en ti, que puedes asumir retos, que te sientes valorada.

Y también, de alguna manera, se aleja mi deseo de ser madre. No trabajo + no sueldo = no bebé.

Hoy se lo he vuelto a plantear a mi chico y él sigue erre que erre. Le digo que esto de tener un hijo no es, ni mucho menos, una cosa de un día para otro. Que no se lo vea tan fácil ni tan rápido. Que esto no es ir al Cortinglés y comprarlo. Que entre pitos y flautas, y teniendo mucha suerte, puede pasar un año entero.

Pero él sigue en su tesitura de que así, si no entra al menos un sueldo en casa, no se puede. Que sin trabajo es una locura lanzarse a ser padres.

Y yo que siempre he sido un poco loca… pues eso. Que me lanzaba ya de cabeza. Ya me da igual. Además, mucha gente me ha dicho que podría aprovechar que estoy en paro para dedicarme a la crianza. Sería un buen momento. Y supongo que así sería, si al menos mi chico trabajara. Pero así, no.

Esta situación me está volviendo loca. Sin un trabajo que me haga sentirme útil, que me distraiga, que me dé vidilla y con el que pueda aportar un sueldo a casa. Incluso que me sirva de puente para algo mejor.

Y por otro lado, sin una fecha para empezar a plantearnos en serio el tema de ser padres.

En fin, que hoy tengo el día tonto. Mañana estaré mejor, supongo.

hermione
Fuente: http://www.harrymedia.com

De momento, seguiré con la formación y los idiomas, buscando trabajo, intentando que no me afecte tanto cuando me descarten las empresas, cruzando dedos porque alguna me llame para una entrevista, sintiendo envidia “sana” cada vez que veo a una mamá o a una futura mamá, esquivando la zona de cosas para bebés del supermercado…

*Por cierto, anécdota: el otro día estaba en Mercadona, en la zona de perfumería, probando un lápiz de ojos, y un hombre (era extranjero, parecía de origen magrebí) se me acerca y me pregunta dónde están los biberones en este supermercado. Posiblemente yo fuera la persona menos indicada para responderle, pues la verdad es que no tenía ni idea. Supongo que me vio cara de “madre”. Ya veis, qué cosas. Me río por no llorar… :/

Ah, y sigo con el running. Mens sana in corpore sano. Necesito distraerme y perder uns kilillos que he ganado en este último año. Esta vez parece que lo estoy cogiendo más en serio que las anteriores. Seguiremos informando…

 

PS: By the way, odio noviembre, pero me encanta la iniciativa Movember.

 

MOvember1

Anuncios

3 thoughts on “Rutinas (u odio noviembre)

  1. Yo también pasé por eso, por lo de buscar trabajo, al final encontré y he tenido suerte no tengo mucha queja, hay temporadas buenas y otras un poco peores pero son las menos. Y reconozco que todo cuadró porque conocía a alguien que había trabajado ahí y me recomendó, que ni miraron mi CV, ni les importó si sabía del tema, querían alguien de confianza simplemente. Pero si no llego a hacer ese curso que hice unos meses antes de entrar a trabajar no habría podido con el curro. Por eso te digo, no menosprecies tus conocimientos, no dejes de estudiar y practicar todo lo que sabes, al final te servirá, pueden elegir a otra persona pero puede que no aguante el tirón y puede que tiren del siguiente CV…puede que sea el tuyo. Eso sí, haz cosas, distráete, intenta evitar los pensamientos negativos. Esto es como el amor, llega cuando menos te lo esperas.
    En cuanto a la maternidad…jamás lo entenderé, soy de esas a las que no les suena el reloj ese biológico. Pero tengo una amiga que ha sufrido como tú y es una puñeterada, nada de lo que te dicen sirve, ojalá se pudiera transferir la falta de ganas, te mandaría un saco de 50kg jaja!

    Venga va corre que eso es lo mejor para olvidarse de las puñeteradas!

    Le gusta a 1 persona

    1. Hola cocci!!! Bienvenida! Muchas gracias por seguirme hasta aquí y comentar… 😉 De momento estoy intentado llevar los dos blogs a la vez, veremos si puedo.
      Gracias por los ánimos.
      Sí, cada vez tengo más claro que tener contactos y buenas referencias hoy en día es casi vital para encontrar trabajo.
      Aun así, yo sigo a lo mío, estudiando y ampliando mi CV… todo suma!
      Sobre la maternidad, pues tengo días. Hoy he ido tan liada entre clases y demás que ni he pensado en el tema. Aunque no puedo negar que el runrun está ahí… Pero bueno, fdebo metnalizarme que de momento no puede ser, y ya está. Ahora, a centrarme en la operación “ponerme buenorra corriendo”… A ver si lo consigo!
      Gracias por pasarte y vuelve cuando quieras! Un beso! 😀

      Me gusta

  2. Noviembre mola, es el mes de mi cumpleaños. Y por qué no? El mes en el que encuentres un curro. Es cierto lo del enchufe, este país funciona mucho así, pero al final, si vales, vales. Y eso se acaba valorando. También tienes que tener en cuenta que muchas de las plazas que se ponen en oferta no existen, pero hay convenios o historias raras de las empresas con esos portales de trabajo. Alguna vez lo leí o lo escuché. Así que si te descartan de ofertas, no será porque no vales para ninguna, posiblemente en esas nadie vale porque realmente no buscan a nadie… Un abrazo!!

    Le gusta a 1 persona

Cuéntame algo... :)

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s